miércoles, 8 de agosto de 2018

Las casualidades no existen

La marcha de Graham Potter a Swansea ha supuesto la confirmación de que en Östersunds iban a tener que pasar página para reconstruir un proyecto que les había llevado de Division 2 (cuarta categoría) a Allsvenskan en cinco años, para después alzar la Svenska Cupen y alcanzar los dieciseisavos de final de Europa League, algo que ningún equipo sueco había conseguido desde el cambio de denominación. El éxito, centrado en el entrenador de las west midlands inglesas, tenía sus nombres propios dentro del campo y con la pr´soxima marcha de Saman Ghoddos, se puede confirmar que Ian Burchnall tiene que afrontar un proceso de reconstrucción que por ahora parece llevar por el camino correcto, sumando 13 de los últimos 15 puntos.


Ese éxodo que comenzó en invierno con Somi y Bachirou, ha tenido un repunte en los últimos meses con Sema (Watford), Pappagianopoulos (Kobenhavn), Nouri (Bali United) y Gero (Esteghlal), ya que pese a los ingresos generados frente al Arsenal en competición europea, la imputación del presidente Daniel Kindberg por presuntamente delitos fiscales ha terminado de impulsar las ventas del último (y posiblemente el mejor junto a Sema) de los jugadores importantes que quedaban en el Jämtkraft Arena.

La llegada de Ghoddos a Ligue 1 es el capítulo final del cúmulo de equipos (Celta, Celtic, Huesca, Fulham…) que le han querido firmar pero al que las circunstancias –sobre todo esa eliminatoria europea en febrero- le han retenido hasta cerrar su estancia con el premio de jugar con Irán en el Mundial de Rusia, aunque menos minutos de los merecidos, y el reconocimiento de mejor jugador de Allsvenskan en Julio de 2018, algo que fácilmente puede generalizarse a toda la temporada.

Con el sueco-iraní, se obtendrá atacante versátil que se siente más cómodo dejándose caer fuera del área, pero que está capacitado para iniciar tanto en punta y como desde la banda. Una de sus mayores cualidades es un excelente golpeo con la pierna diestra, con la que el balón parado de Östersunds ha logrado aumentar su efectividad cuantitativamente, además de la capacidad para recepcionar de espaldas y arrancar en busca de la portería rival con diagonales desde el perfil zurdo, su posición más habitual en el cambiante sistema de Potter, que también le ha obligado a trabajar sin balón como consecuencia del ímpetu ofensivo de su habitual compañero en banda, el lateral Widgren.

Esta va a ser la primera ocasión de disfrutar por separado de los héroes de Östersunds, con el convencimiento de que los aterrizajes de Sema & Ghoddos en ligas Top de Europa son la confirmación de que el título de revelación en la fase de grupos de la última Europa League, no fue casualidad.

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario