domingo, 18 de junio de 2017

Madera de mediocentro


El fútbol va evolucionando. Siempre hay un modelo que triunfa y que como consecuencia, el resto trata de imitar para salir vencedores. Esto sucede en todos los rincones del mundo, incluso en el norte de Europa donde -con sus características especiales- hay ejemplos a pequeña escala de todos los modelos ganadores de los últimos años. Esto contrasta con un inmovilismo noruego en la selección nacional que Lägerbäck tiene la ocasión y las piezas adecuadas para voltear.

Seguramente la sub'21 de Perry Hansen fue la primera en apostar por algo diferente al fútbol físico, obteniendo un premio final en forma de clasificación para el Europeo de la categoría. Pero la idea no ha tenido continuidad pese al salto de los integrantes a la selección absoluta. En especial Stefan Johansen, al que su paso por Celtic Park y Craven Cottage ha endurecido defensivamente pero no ha terminado de romper en ese jugador técnico que se intuía hace unos años. Por suerte, las inferiores noruegas siguen emanando talento que parece haber encontrado su proyecto más sólido en Sander Berge, pero junto a él hay otra pieza destinada a cambiar el rumbo en el Ullevaal Stadion.

Anders Trondsen (1995) encontró su oportunidad, como muchos jóvenes, en la desgracia de su club. Stabæk, arruinado y descendido a OBOS-ligaen, apostó por la juventud para volver a la élite y por un tipo especial como Bob Bradley para asentarse otra vez entre los mejores. En ese equipo creció Trondsen como un elemento polifuncional que se adaptaba a lo que el partido exigía a su equipo. Llego a comenzar en ambos laterales, en mediocampo y en la mediapunta, siendo la zona central donde se quedaría cuando apostó por irse a un club en crecimiento, Sarpsborg 08.

En Østfold se ha confirmado el tipo de jugador que es bajo las ordenes de Bakke (ex-asistente de Solskjer en Molde), con una propuesta vistosa donde el balón tiene prioridad y la técnica de los jugadores cobra protagonismo. Siendo allí donde la pierna zurda de Trondsen marca las diferencias. Con un llamativo golpeo y buena distribución de balón es el encargado del tempo del equipo revelación del comienzo de temporada, algo que le ha llevado a la selección absoluta tras destacar en ese mismo rol con la sub'21. Lo que unido a un físico con el que hacerse valer en la zona central -aunque deba desarrollarlo si quiere salir al exterior- y la habilidad de “soltarse” de su compañero para asomarse al balcón del área le convierte en uno de los jugadores más atractivos de Noruega.

En Trondsen hay pasta de un buen futbolista, uno de los que puede cambiar el estilo de un país que pide a gritos algo nuevo. Aunque como en todo proceso, necesitará confirmarlo fuera de Eliteserien cuanto antes.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario