jueves, 8 de septiembre de 2016

Un punto por inercia

Volvía la sensación de la última Eurocopa con una lista continuísta a pesar de que Lagerbäck había dejado la batuta, al fin en solitario, a Hallgrímsson. Entraba Kjartasson -recién traspasado al Maccabi Tel Aviv- por un Guðjohnsen dando sus últimos retazos en la India, mientras que Eyjólfsson hacía lo propio por Hermansson. Aunque en ambos casos se trataban de piezas de recambio.

Ucrania 1-1 Islandia

Una lesión en la rodilla izquierda de Sigþórsson impidió que Islandia repitiese el once inicial que sacó en los cinco partidos de la pasada Eurocopa. En su lugar, Finnbogason fue la pareja de Bödvarsson para visitar un Olimpiyskiy vacío por la sanción por racismo que la UEFA aplicó a los ucranianos.

Y precisamente esa novedad fue la que consiguió marcar diferencias en el inicio del partido, cuando el delantero del Augsburg mostró que tiene unas cualidades diferentes a Sigþórsson pero igualmente eficaces. La espalda de Kucher fue castigada tres veces en los primeros veinte minutos, consiguiendo abrir el marcador y que el central del Shakhtar fuese amonestado. Pero con la desventaja, Yarmolenko comenzó a pedir la pelota para que el partido cambiase de campo y la portería amenazada fuese la islandesa. Aunque el principal problema de los locales radicaba en la falta de presencia en un área fuertemente defendida por dos torres que despejaban sin problemas los centros rivales y solo parecían sufrir con los tiros lejanos de Rakitsky. Así fue como antes del descanso, un mal despeje de Halldórsson fue aprovechado por Yarmolenko para igualar un partido que se fue en tablas al descanso.

En el segundo tiempo, la fase ofensiva islandesa desapareció por completo al no conseguir ganar ninguno de los balones largos enviados a una pareja de delanteros superada y sin el jugador adecuado para ello, que tuvo que redoblar esfuerzos cuando Shevchenko decidió meter en el campo a un delantero puro. Arrinconados y sin que Hallgrímsson reaccionase, los islandeses achicaron agua de manera solida hasta que un Traustason recién incorporado trabó a Butko dentro del área a falta de cinco minutos. El penalti fue mandado al poste por Konoplyanka, lo que unido a la entrada de Hallfredsson niveló el partido abortando el arreón final de unos locales que estuvieron mucho más cerca de los tres puntos pero, como en la Eurocopa, terminaron defraudando.

Así, Islandia queda empatado con los otros cinco integrantes del grupo con un punto debido a los tres empates que croatas, turcos, finlandeses y kosovares consiguieron en el que se presenta como uno de los grupos más igualados de la fase de clasificación para Rusia 2018.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario