martes, 8 de diciembre de 2015

La mitad más dos

Con el ecuador de la competición recientemente superado y algo más de dos meses de descanso por delante para recomponer o intentar que no se venga abajo el trabajo conseguido hasta la fecha, es momento de evaluar lo que ha sido la Superliga danesa hasta la fecha, donde parece que los tres últimos campeones serán los encargados de pelear por el título.


En la parte alta, lo más sorprendente ha sido la mala racha del Midtjylland que solo ha conseguido vencer en uno de los últimos cinco partidos, lo que le ha privado de terminar el año al frente de la tabla. Las lesiones de hombres importantes como Pione Sisto han terminado por pesar aunque se ha visto compensada, en parte, con la aparición de Mikkel Duelund (1997). Esta mala racha ha sido aprovechada por el København que con una inversión importante quiere recuperar el centro de campeón. Empezaron los leones llamando la atención con el esloveno Verbič, pero su lesión ha servido para volver a ver al mejor Kasper Kusk que tras un año aciago en la Eredivisie ha vuelto a un gran nivel.

Pero el retorno del año ha sido a cargo de Lukas Spalvis, el delantero lituano del AaB que se rompió el cruzado hace poco menos de un año, cuando había explotado y todo el mundo quería confirma si su racha era real o fruto del buen momento de su equipo. En estos meses, Spalvis ha vuelto a ser ese delantero letal dentro del área y con él, muchas de las piezas que el año pasado acusaron la presión de defender título, vuelven al nivel de antaño, como el mediapunta Nicolaj Thomsen (93).

La sorpresa está siendo el rendimiento del SønderjyskE, que no hace tanto peleaba por no descender y con una base sólida y la llegada de Thomas Dalgaard (máximo goleador en 2014 con Viborg) pretende entrar en puestos europeos junto a un Brøndby que ha sido capaz de no perder en ninguno de los dos “New Firm”pero le sigue penalizando su terrible comienzo de año.

En mitad tabla, destaca la temporada de Bruninho en Farum donde parece ser el único argumento sólido de un Nordsjaelland que sigue sin encontrar la tecla adecuada para cambiar de ciclo. Mientras que la única plaza de descenso es ocupada por un Hobro que añora a Hvilsom y peleará por no descender con el Esbjerg.


Once de 1ª mitad


Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario