sábado, 3 de octubre de 2015

Un guión conocido

Un penalti de Doumbia en el descuento le dio el año pasado el primer título de la historia al Stjarnan. El equipo de Garðabær consiguió enlazar una temporada perfecta –no perdió ningún partido- y se aprovechó que el favorito (FH) estuvo entretenido durante más de un mes en las previas de Europa League, llegando a la 3ª ronda previa por primera vez en su historia. Pero en 2015 la historia ha vuelto al guión de las últimas temporadas, ese que dice que en Hafnarfjörður -al sur de la capital- han celebrado siete de las últimas doce ligas.


Esa dolorosa derrota del Kaplakrikavöllur –les hubiese bastado un empate- hizo que el FH se pusiese las pilas en el mercado invernal con el fin de reconquistar el título. Sin bajas dolorosas como había sido la de Björn Daníel Sverrisson el año anterior, las llegadas de nombres conocidos en el fútbol nórdico como Steven Lennon o el joven Kristján Flóki Finnbogason (1995), que venía de disputar las Uefa Youth League con el København, intentaron encontrar esa frescura que el ataque había echado en falta. En la primera cita del año -ante el KR- se demostró que lo habian conseguido, tras remontar un gol inicial en casa del mayor rival.

La temporada del FH quizás no ha sido tan sólida como la anterior, pero los rivales tampoco han mostrado el nivel que se les pedía facilitándoles la tarea. Solo la recuperación de Breidablik de la mano de los sub’21 Gunnlaugsson (1994) y Sigurjónsson (1995) han añadido algo de picante a un título, que por sensaciones estaba más decidido de lo que parecía ante el mal año del campeón y la decepcionante temporada del KR.Un desastre.

Y es que en la capital consiguieron reunir un grupo para ganar todos los títulos. El desembarco danés con Frederiksen y Schoop o el retorno de Friðjónsson hicieron ilusionarse a una afición que ha visto como el enemigo tradicional (Valur) le robaba la final copera y el moderno (FH) la liga.

Así, Fimleikafélag Hafnarfjarðar o FH ha vuelto ha proclamarse campeón de Urvalsdeild confirmando su supremacía y que su cantera sigue funcionando, esta vez con el lateral Bödvar Bödvarsson (1995) que no tardará en abandonar la isla.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario