domingo, 27 de septiembre de 2015

Mariehamn toca el cielo

Las últimas temporadas no habían sido buenas para Inter Turku e IFK Mariehamn. Los Sinimustat llevan un par de años alejados del nivel que se les presupone por presupuesto (tercero de Finlandia), mientras que en las islas Åland veían como pasaban las oportunidades de dejar huella con una plantilla que -a priori- era más competitiva de lo que los resultados decían. Por eso, la final de la Suomen Cup, sin HJK mediante, parecía la oportunidad ideal para ambos contendientes que habían jugado un aperitivo de la final hace escasamente cinco días con 0-2 para los de Turku.


En el Tehtaan kenttä de Valkeakoski (hacía 14 años que no se disputaba fuera de la capital) fue el Inter quién, con más experiencia en este tipo de citas, quiso tener la pelota desde el primer momento, aunque resultó un ejercicio de impotencia frente a la física – y rara vez infalible- defensa de un Mariehamn que buscaba la velocidad de Origi como forma de dañar al contrario. Así, el partido pareció decantarse cuando Tammilehto se auto-expulsó a escasos minutos del descanso, pero nada más lejos de la realidad.

Esto hizo volcarse a Inter, lo que dejó espacios a IFK para lanzar unas contras que encontraron premio cuando Span dejó a Diego Assis solo frente al portero que no perdonó, haciendo incrementar la ansiedad de los hombres de Dragtsma que en la segunda parte buscaron sin acierto un empate que nunca terminó de llegar tras el doblete de Assis. Al final, Gnabouyou descontó tras un córner en el descuento pero no pudo impedir que Inter perdiese su segunda final consecutiva, algo que seguramente no hubiese ocurrido de haber conseguido retener en verano a sus dos mejores jugadores, Ojala y Hambo.

Por su parte, la Suomen Cup se va por primera vez en la historia a un territorio casi independiente de Finlandia. Más acostumbrado a vencer en los campeonatos locales de Åland que a lucirse por Europa como podrán hacer por segunda vez en su historia el año que viene.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario