sábado, 8 de agosto de 2015

Tras los pasos de Johansen

No hay duda que el fútbol de posesión, tener la pelota y en base a eso tratar de buscar la portería contrario sin prisa pero sin pausa, ha sido la apuesta ganadora en los últimos años y como consecuencia lógica, la senda a seguir por la mayoría de equipos. Y pese a ser algo totalmente antagónico a lo acostumbrado a practicar en los países nórdicos, allí también se trata de imitar aunque todavía tengan mucho camino por delante. Por ello, en los últimos años han ido surgiendo jugadores con unas características fuera de lo acostumbrado.

En el caso de Noruega, el Strømsgodset de Ronny Deila consiguió con Stefan Johansen un jugador que amasase la posesión y dirigiese al equipo en un proceso que le terminó llevando a la base de la jugada, algo que su vez le obligó a crecer defensivamente. Pero eso, lo ha tenido que ir aprendiendo durante su paso por el Celtic, ya que uno de los grandes puntos débiles del fútbol noruego es la falta de intensidad con respecto a lo que sucede en otros puntos de Europa. Actualmente Johansen es un jugador que pide paso en las ligas más potentes europeas, lo que no tardará en suceder.


Pero no solo en Drammen han intentado algo así, en Trondheim están recogiendo los frutos de una apuesta similar con jugadores que todavía carecen de ese ritmo de competición que es imposible adquirir en Tippeligaen, pero demuestran tener una habilidad con el balón y un sacrificio dignos de tener en cuenta para un futuro cercano, sobre todo porque están aprendiendo con uno de los mejores mediocentros que juega actualmente en Noruega, el danés Mike Jensen. 

Ole Selnæs (1994)
  • Ole es un mediocentro que ha sufrido para hacerse sitio en el primer equipo del Rosenborg, donde llegó con apenas 17 años. Mueve al equipo con la tranquilidad de un veterano y posee un buen desplazamiento en largo con su pierna izquierda. Esta temporada, como le sucedió a Johansen en su día, ha tenido que desempeñarse más intensamente en defensa, lo que ha descubierto alguna de sus debilidades, como por ejemplo los balones aéreos, pero en general ha dado el paso adelante que se le exigía y que probablemente le haga estar en la próxima convocatoria de Per-Mathias Høgmo.

Fredrik Midtsjø (1993)

  • Su cesión de la temporada pasada ha conseguido que Midtsjø vuelva siendo un jugador diferente. Con Sandnes Ulf, jugando más en banda que en la actualidad, aprendió a mejorar sus decisiones al pisar el área rival además de añadirle un punto de agresividad a la presión. Actualmente en Rosenborg juega como interior zurdo, teniendo ciertas similitudes con Markus Henriksen.

Pero estos no han sido los únicos centrocampista del Rosenborg que han intentado triunfar con una nueva idea futbolística, otros como Svensson o Berntsen han tenido que buscar su lugar al verse desplazados.


Jonas Svensson (1993)
Ha pasado de ser un mediocentro voluntarioso a uno de los mejores laterales derechos de Tippeligaen. El gen combativo que tenía le ha ayudado al tener que incrementar sus deberes defensivos y sus conducciones son más beneficiosas en su nueva posición, donde se le exije que suba la banda todo lo posible.

Daniel Berntsen (1993)
Llegó desde Glimt a Trondheim siendo muy joven, pero como a Midtsjø le costó encontrar sus puntos fuertes y explotarlos, algo que este año parece haber conseguido con el Djurgårdens sueco. Actualmente desde la banda izquierda no tiene la responsabilidad de iniciar el juego y si de buscar la portería contraria.

Y como le ha sucedido al Godset con Ødegaard y Fossum, la producción de jugadores no descansa, estando chavales como John Hou Sæter (1998) o Sivert Solli (1997) esperando la oportunidad de demostrar su potencial.


Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario