martes, 5 de mayo de 2015

Cada vez más cerca

Desde que en el año 2000, el Fimleikafélag Hafnarfjarðar (FH) ganase la segunda división islandesa y consiguiese el ascenso, el fútbol islandés ha contemplado la aparición de un nuevo grande y una variante al dominio de la capital. En ese tiempo, al FH le ha dado tiempo a ver cómo crecían en sus filas jugadores, ahora internacionales, como Emil Hallfreðsson, Matthías Vilhjálmsson o Björn Daniel Sverrison. E incluso fue el primer equipo del nativo más conocido de Hafnarfjörður, Gylfi Þór Sigurðsson. Además, también ha ganado seis ligas, siendo el mayor dominador en el siglo XXI. (ver gráfico)
 

La Urvalsdeild 2015 abría con un partido que destacaba por encima de los demás. FH viajaba a Reykjavík para jugar frente al equipo más grande de Islandia, el Knattspyrnufélag Reykjavíkur. Las caras nuevas del KR dieron un paso al frente para dominar un partido donde el fútbol dejó paso a la brega y la lucha, quedando las faltas colgadas al área por Hauksson como lo más destacable de la primera parte.

Pero en la segunda parte, el plan de los locales varió. Los veteranos Pálmasson y Schoop trataron de mantener la pelota con la calidad que se les presupone al haber triunfado en ligas mayores, lo que unido al desborde de Sören Frederiksen consiguió ponerles en ventaja. Pero el paso de los minutos comenzó a pesar en la piernas del mediocentro danés, que tuvo que ser sustituido y con él, el control de la pelota.

Así, llegó el turno de un FH más pragmático, que trató de contestar con balones a, los casi dos metros de, Kristján Flóki Finnbogason (1995) que en un córner consiguió un empate que resultaría clave para el devenir del partido. Mientras que Bajrni Gudjónsson (entrenador del KR) hizo cambios ofensivos que descubrieron su retaguardia, su rival optó por añadir velocidad al ataque con Atli Guðnason y desplazando a Steve Lennon a banda. 

Ese movimiento terminó siendo la clave para que FH culminase la remontada al contragolpe y sumase sus tres primeros puntos de la temporada. Dejando al KR con la sensación de que tiene que coger el ritmo a la competición para poder igualarse con los favoritos al título, algo que mientras tanto puede penalizarle de forma definitiva. Y así, sin grandes alardes pero sin detenerse, el equipo de la tercera ciudad del país se va acercando al gigante nacional.

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario