jueves, 2 de abril de 2015

Con Zlatan desaparecen los problemas

Con bajas en el centro de la defensa, la zona más inestable de Suecia, los hombres de Erik Hamrén afrontaban la visita a Chișinău con la cautela de haber visto como los moldavos le arrancaban un empate a Rusia, siendo clave no caer en el mismo error. Después, Irán visitaría el Friends Arena apoyado por la inmensa colonia iraní que vive en tierras nórdicas.

Moldavia 0-2 Suecia

Suecia apostó por los centímetros de Kiese Thelin - acompañando a Ibrahimovic en punta- para medirse a una Moldavia que se encerró (con defensa de cinco) en su campo desde el primero minuto. Lo que propició que las bandas fuesen en principal medio de ataque de unos visitantes que encontraron un problema al jugar con Bengtsson (lateral diestro) y Zengin (extremo zurdo) a pie cambiado. Pese a todo, la pelea del joven delantero del Girondins estuvo a punto de ser recompensada en varias ocasiones, pero la acumulación de defensores moldava logró salvar los primeros 45 minutos sin encajar ningún gol.

No fue así en la segunda parte, donde el portero Cebanu chocó con Ibrahimovic en uno de sus despejes, haciendo el gol absurdo de la jornada, pero sobre todo desnivelando un partido que Moldavia nunca supo igualar. Con ventaja en el marcador, los suecos esperaron a que el rival saliese de su cueva para matarlo a la contra, algo que tardó mucho en suceder. Al final, a falta de cinco minutos la velocidad de Forsberg forzó un penalti que significó el 0-2 final.

Pero por desgracia para Suecia, Granqvist fue expulsado en el descuento, lo que obligará a contar con una nueva pareja de centrales frente a Montenegro, posiblemente Antonsson jugará junto a un Erik Johansson que parece encontrarse cada vez más cómodo en la selección.

En cuanto al amistoso frente a Irán, sorprendieron los escasos cambios en el once, únicamente Tinnerholm salió para desplazar a Bengtsson a su lado natural. Pero lo que más varió, entre ambos partidos, fue el espacio entre la defensa y los medios del rival, algo que permitió a Zlatan descolgarse y mostrarse mucho más participativo (a la par que desequilibrante) que frente a Moldavia. En la segunda parte, ya sin Ibra, el partido se igualó, aunque la defensa sueca consiguió frenar a Dejagah para terminar llevándose la victoria por 3-1.

En el grupo de clasificación, con los incidentes acaecidos en Podgorica, los perseguidores de Suecia se quedan con un partido pendiente. Y una vez los austriacos han conseguido escaparse, parece que el sufrimiento que deberá soportar la selección sueca para estar en la Euro lo dictaminará el resultado de la visita a Moscú del mes de septiembre.

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario