lunes, 17 de noviembre de 2014

Primera piedra en el sueño islandés

Llegaba una fecha clave para las aspiraciones islandesas de estar en la Eurocopa, la visita a la República Checa - la otra selección con el expediente impoluto del grupo - aunque antes tuviese una complicada pero amistosa prueba en el antiguo estadio de Heysel. Lagerbäck optó por no cambiar casi nada en una convocatoria que tan bien había funcionado hasta la fecha, aunque incluyó a dos caras nuevas, el portero del Stjarnan y mejor jugador de la Úrvladeild 2014, Ingvar Jónsson, además del prometedor lateral diestro de la Juventus, Hörður Magnússon (1993).

Frente a los belgas, optaron por reservar a la plana principal de la convocatoria, dejando solo a Ragnar Sigurdsson y Aaron Gunnarsson en el once titular. Y en un partido, ante una Bélgica con todo su arsenal en el campo, la estrategia fue echarse atrás para en busca de unos contragolpes que nunca llegaron con una pareja de ataque (Finnbogason-Kjartansson) demasiado lenta y con demasiadas responsabilidades defensivas. Debutaron los nuevos, que sufrieron el empuje de Origi pero aún así se logró que Courtois trabajase pese al 3-1 final.

Rep.Checa 2-1 Islandia

La historia en Plzen fue distinta. Como ante los Paises Bajos, se mantuvo el clásico 1-4-4-2 con el único cambio de que Hallfredsson partía desde la derecha para dejar a Birkir Bjarnason en la izquierda, para intentar controlar a Dockal. Algo que nunca se consiguió pese a adelantarse con un gol de Ragnar Sigurdsson "a lo Stoke", previa cantada de Cech. Los checos, superaron en todo momento a Gylfi-Gunnarsson y con los centros del ex-RBK, solo la mala puntería de Lafata impedía un empate que terminaría llegando en el último suspiro, con una jugada ensayada que termino con Kaderabek igualando el partido al aprovechar que Theodor Bjarnason no cerró correctamente un centro al segundo palo.

Los checos se dieron cuenta de la debilidad islandesa por ese costado, con Theodor Bjarnason jugando en fuera de posición y sin recibir apenas ayudas de Hallfredsson volcaron su juego por allí hasta que la suerte que les había esquivado, se alió con ellos para que en una desafortunada jugada entre Bödvarsson y Halldorsson completasen la remontada. Tuvo Islandia unos minutos para irse arriba a por el empate y con el argumento de los saques de banda largos de Gunnarsson estuvieron a punto de empatar con un chut de Gylfi Sigurdsson que se estrelló en el poste. Pero al final, el fútbol fue justo y castigo a Islandia sin unos tres puntos que no fue a buscar en ningún momento.

Este tropiezo acerca a neerlandeses y turcos en la clasificación, aunque tacha del calendario una de las salidas más complicadas a la par que señala un problema que Lagerbäck deberá corregir. Y es que en el lateral derecho sigue sin encontrar la pieza adecuada para que su Islandia sea un equipo tan complicado de abordar como pretende.


Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario