martes, 18 de noviembre de 2014

El retorno de Eriksen

Con una convocatoria inicial donde sorprendió la ausencia de Bendtner, que terminaría entrando junto otros tantos, debido a las lesiones de Agger, Okore y Schøne, la Dinamarca de Olsen se jugaba una parte importante de sus aspiraciones para estar en la Euro 2016 en su visita a Belgrado. Después viajaría a Bucarest con varios integrantes de la sub´21 que prepara el europeo del próximo verano.

Serbia 1-3 Dinamarca 

El habitual 1-4-3-3, proporcionándole más poso en mediocampo con Kahlenberg en lugar de Højbjerg, que no termina de tener continuidad en el Bayern, fue lo elegido por Dinamarca para jugar en un Partizan Stadion ausente de público debido a la sanción de la UEFA. No fue algo que pareció afectarles a los serbios que salieron decididos a comerse a un rival que en un mal balance defensivo dejó que Tosic se plantase delante de Schmeichel a los pocos minutos y adelantase a su equipo.

Pero no fue algo que acogotase a unos daneses que sabían que la derrota les complicaba demasiado. Fue el momento para que Eriksen - en un alarmante bajo estado de forma en los Spurs - cogiese la manija del equipo tirándose hacia dentro para lanzar los ataques daneses que acostumbraban a terminar con Vibe aterrizando por la espalda de Mitrovic. Pero no seria hasta la segunda parte cuando el dominio visitante se tradujese en goles cuando un rechace de Stojkovic fue aprovechado por Bendtner para empatar y escasos segundos después, una falta al segundo palo, la remató en total soledad Kjaer, confirmando que los serbios habían desaparecido.

Sin público para empujarles a remontar, los serbios apenas tuvieron media ocasión que Lazovic mandó al larguero y desde que a 20' para el final, el "alegre" Ankersen fuese sustituido por el veterano Jacobsen, las puertas de entrada a la meta danesa fueron completamente selladas hasta que Bendtner completó su doblete a escasos minutos del final.


Frente a Rumanía, Olsen decidió mantener la estructura defensiva, dándole la oportunidad a los jóvenes de la sub´21 en ataque junto a Vibe y Bendtner. No resultó, la temprana lesión de Lucas Andersen, unida a las ausencias de Krohn-Dehli y Eriksen, dejó a Dinamarca sin la chispa necesaria para crear jugadas de peligro, algo que dejó sin consecuencias un dominio que Rumanía contrarrestó con dos golazos a la contra de Keseru.

Al final, a pesar del experimento fallido en el Arena Nationala, la semana ha sido buena para una selección danesa que comanda el grupo de las sanciones al no haber tenido jornada de descanso.


Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario