martes, 15 de julio de 2014

El año de la redención

Para un equipo que llevaba cinco años celebrando títulos sin descanso, quedarse en blanco el año que volvía a su banquillo el entrenador más emblemático de su historia ha sido duro. Por eso, el protagonista de esta historia, el FC København, se ha dejado buena parte de sus ahorros en este mercado veraniego para que eso no vuelva a suceder. Porque todavía se tienen pesadillas recordando como Midtjylland en liga y AaB en DBU Pokal destrozaron una defensa que se iba deshaciendo cuando tuvo enfrente rivales de verdad. 

Clickar en la imagen para visualizar

En el Parken tienen hasta siete jugadores nuevos, además del sueco Augustinsson firmado para que se incorpore tras el parón invernal, con ellos afrontaran la nueva temporada que da comienzo esta semana y dónde se han convertido en indiscutibles favoritos. Y si ha habido un punto donde debían reforzarse, ese era la retaguardia, algo que han solucionado cambiándola de arriba abajo. Apostando por la experiencia y por jugadores internacionales. Para empezar, con un portero de garantías, algo que Stephen Andersen representa tras años defendiendo la portería de la selección danesa, aunque en Sevilla tengan un recuerdo totalmente opuesto de él. Porque el Wiland que dio una exhibición ante la Juventus hace un año queda lejos y la apuesta por el joven Busk fue un fracaso.

El centro de la zaga pasa a manos igual de un joven Zanka Jørgensen, que no ha terminado de funcionar en el PSV, y que junto a Per Nilsson parecen mucho más sólidos que cualquier pareja que hayan tenido en las últimas temporadas. Mientras que el juego por banda, con laterales de mucho recorrido, seguirá siendo su punto fuerte con Tom Høgli y Bengtsson, que verán como en diciembre hay un intercambio sueco con el lateral de IFK Göteborg, que vendrá a cubrir una posible baja de Bengtsson, que termina contrato. Además de la llegada de Kadrii, que llega desde el OB, en uno de los traspasos del año, y que juega en toda la banda izquierda

Tras pulir a base de fichajes la zona más débil del equipo, que pese a no mostrar unas buenas sensaciones, fue la menos goleada la pasada temporada (los cinco primeros encajaron 38 goles) era turno del mediocampo. Allí, Kristensen y Claudemir no terminaban de conseguir una salida de balón aceptable ni tampoco dificultar al rival, para lo que ha llegado el argentino Mussis que junto a Claudemir tiene la técnica y visión necesaria para hacer funcionar la maquinaria del equipo de Solbakken. Y además, con la llegada del joven Amartey se consigue un mediocentro defensivo (aunque en Djurgarden jugase de central) con un futuro brillante.

El resto del Kobenhavn, es decir, la zona puramente de ataque, son caras conocidas con el refuerzo de Steven De Ridder. Siguen la juventud y desparpajo de Toutouh, Amankwaa y Felfel en los extremos. Se espera al Cornelius que se fue a Cardiff y nunca regresó. Aunque en esta parte del campo todo dependerá de la salud del mejor jugador del equipo, Nicolai Jørgensen, cuya lesión fue el verdadero motivo para que Solbakken no consiguiese redimirse de sus fracasos en Köln y Wolverhampton, algo que parece que esta temporada logrará. O al menos, parece tener las herramientas idóneas para conseguirlo.

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario