jueves, 1 de mayo de 2014

El tapado finlandés

Las islas Åland son un lugar particular dentro de la geografía finlandesa. En la entrada del golfo de Botnia, que se interpone entre Finlandia y Suecia, se encuentra este archipiélago con un alto grado de independencia dónde el idioma oficial es el sueco. Y en la ciudad más importante de la región, Mariehamn, es desde donde el IFK pretende dar el salto definitivo.



El IFK Mariehamn no es un clásico de la máxima división del fútbol finlandés, en 2005 fue su primera temporada en Veikkausliiga y desde entonces ha alternado buenas temporadas con el sufrimiento de pelear por descender. Pero con dos cuartos puestos en 2012 (incluyendo clasificación europea) y 2013, parece estar creciendo hasta el punto de poder considerársele uno de los tapados en 2014.

No es su retaguardia la parte más destacada del equipo. Donde solo el hijo del mister, el central Janni Lyyski, parece marcar las diferencias, sobre todo por alto. Pero si por algo sobresale este equipo es por la calidad de su ataque, con diferencia uno de los mejores de Finlandia. El regreso de Petteri Forsell tras su desafortunado paso por Bursaspor, ha sido una bendición, ya que el menudo mediapunta es el jefe de operaciones del equipo desde la banda izquierda. Con un buen golpeo con ambas piernas es un jugador con el punto de gravedad tan bajo y con un tren inferior tan potente que es verdaderamente complicado quitarle la pelota. Junto a él destaca el argentino Solignac, un punta peleón, que esta temporada tiene que arrancar, pero que consiguió seis goles en los diez partidos que jugó la temporada anterior.

Aunque si algo se le puede achacar a este equipo es su falta de fútbol en la zona de creación. Allí, todas sus piezas estan destinadas a interferir en el rival, más que a crear y por eso le cuesta llevar el peso de los partidos. Porque tanto Hradecky (un mediocentro que difícilmente pierde la posición) y Ramadingaye (destructor puro de piernas interminables) no saben mover al equipo. Solo cuando Ribeiro retrasa su posición para asociarse o el balón le llega a Forsell, los grönvitt son verdaderamente temibles. Y eso que todavía falta que vuelva el jamaicano Orgill y Diego Assis.

Estan semifinales de Suomen Cup sin pasar muchos apuros, aunque es en Veikkausliiga donde todavía no han demostrado el potencial que poseen. Algo que además se ha visto mermado por la sanción impuesta por no registrar a sus jugadores en el partido frente al VPS de la 1ª jornada, lo que le privo de colocarse líder. Pero pese a todo son candidatos como mínimo a dar guerra, siempre y cuando las lesiones respeten a sus pilares, precisamente lo que el año pasado les privó de dar una sorpresa que puede llegar en 2014.

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario