martes, 8 de abril de 2014

Un Molins diferencial

Ha comenzado la Allsvenskan y como suele pasar, llegó fuerte. Si el primer día, el Göteborg demostró ser más compacto que el inestable AIK, en esta ocasión le tocaba recibir al mejor equipo del país y actual campeón, Malmö.


Fue hace poco más de un año cuando estos dos equipos se enfrentaron tras comenzar sumando 16 de los primeros 18 puntos en juego y terminaron firmando las tablas con un gol postrero de Sam Larsson. En esta ocasión se llegaba tras las victorias de ambos en la primera jornada, pero con la duda de ver como afectarían las bajas invernales y si los refuerzos bastarían para subsanarlas.

En Malmö, a pesar de la marcha de Nörling a Bergen y sobre todo de Hamad al Hoffenheim, no parecen haberse desviado del camino que les llevo a ser campeones y siguen conservando una gran fortaleza defensiva mezclada con una importante capacidad combinativa arriba. Y es que la marcha en verano de Rantie, fue compensada con Guillermo Molins (88), que demostró tener un nivel superior al del resto de la liga. Sus internadas hacia dentro, buscando la espalda de los medios del Göteborg fueron un quebradero de cabeza que decidió el partido desde muy pronto, consiguiendo dos goles con excelentes finalizaciones, una con cada pierna. Y es que la parte defensiva de los Blåvitt, sigue demostrando carencias, todo lo contrario que la del campeón, que comandados por la pareja Helander - Jansson fue un muro impenetrable.

Por su parte el Göteborg, que ha perdido a Tobias Hysén, no supo encontrar el camino del gol con los intentos de un desafortunado Vibe y un perdido Söder. Todo lo contrario que Rosenberg y Eriksson, que pese a resultar ser un perfil similar, parecen entenderse bastante bien. Lo que dejó a un Göteborg intentándolo con más corazón que cabeza, deshechando las buenas sensaciones que dejó la semana pasada en el Friends Arena.

Mención especial para dos integrantes de la Suecia U17 que terminó el otoño pasado en el tercer lugar del Mundial. Por un lado, Erdal Rakip (96) que salió titular con el Malmö como volante diestro, aunque se dedicase más a ayudar en el medio y Gustav Engvall (96) que vio el partido desde el banquillo local.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario