domingo, 10 de noviembre de 2013

Godset reina en Noruega

43 años han tenido que pasar para que en Drammen vuelvan a disfrutar de titulo liguero. Un campeonato que supone la guinda de un excelente proyecto que ya se llevo una Cupen en 2010, pero nada comparable a lo de esta temporada, algo que merecía tras quedarse con la miel en los labios el año pasado.


Para definir al Strømsgodset es imposible no hablar de su entrenador, Ronny Deila, un soplo de aire fresco en la Tippeligaen, al que le gusta el fútbol ofensivo, salir jugando la pelota e imprimir velocidad al llegar al campo rival. Todo esto con un equipo joven que ha conseguido reponer perfectamente las piezas que ha ido perdiendo con el paso de los años.

El Godset ha sabido mezclar una de las mejores defensas con un potentísimo ataque que ha terminado siendo el mejor de Noruega. En la portería, Kwarasey, portero de la selección ghanesa, ha sido fijo durante toda la temporada, consiguiendo la regularidad que hasta la fecha no tenía y, en ocasiones, le hacía cometer errores infantiles.

En el centro de la zaga, la pareja Horn-Madsen ha ido creciendo con el paso de los partidos para que, una vez se le olvido a Deila la defensa de tres, fuese un muro inapelable que ha llevado al segundo a la selección nacional tras alcanzar el nivel de los Reginiussen o Semb Berge. En los laterales, un veterano cumplidor como Storbæk se hizo con el izquierdo para dejar a Vilsvik en su lado natural, donde podía subir y bajar con la facilidad de siempre y que le ha hecho acreedor de una oportunidad en una gran liga, algo que le llegará más pronto que tarde.

En mediocampo, la marcha de Konradsen a Rennes le otorgo a Stefan Johansen el control total del equipo convirtiéndose en el mejor jugador del campeonato tras dominar todos los registros. Notable tanto en defensa como en ataque, gran salida de balón y llegada con un golpeo tremendamente bueno le han convertido en una pieza codiciada por equipos de gran caché como el Everton. Junto a él se termino haciendo sitio Ibrahim, un fuerte mediocentro que le termino por ganar la partida a Nana Boateng de caracteristicas similares pero peor manejo de balón. Ambos están cedidos por el Manchester City, equipo con el que tiene convenio el Godset y del que suelen llegar varios jugadores año tras año.

El máximo asistente del campeonato ha terminado siendo Storflor que ha jugado de interior diestro tanto por dentro como por fuera, poniendo constantemente balones a los delanteros. Aunque el peligro y el desborde ha llegado de la mano de la pareja Keita-Kamara, jugadores de perfil similar que decidieron abandonar el equipo tras perder el titulo en 2012, pero el primero no encontró equipo al nivel que esperaba y la aventura de Kamara en Bundesliga 2 tampoco salió bien, por lo que llegó cedido en verano para anotar 12 goles en 14 partidos y convertirse en la gasolina para apretar en la recta final.

Aunque si alguien ha sido decisivo en los últimos partidos, ese es el húngaro Kovacs, el que a pesar de sus 35 años, sigue sabiendo mover a la perfección su corpachón para anotar tanto de cabeza como con el pie, dejando en el banco a Diomande, que fue el 9 titular durante varias fases de la temporada.

Una buena idea de juego y unos jugadores perfectos para ejecutarla aliñada con un banquillo tan competitivo (Brenne) como joven (Kastrati, Ovenstad, Wikheim) ha bastado para que David haya tumbado a Goliath, dejando al Rosenborg por tercer año sin ganar la Tippeligaen. Y eso tiene un mérito tremendo, por lo que solo queda desearle larga vida al nuevo rey de Noruega, el Godset fra Drammen.
Share:

2 comentarios: